El Cerebro holístico


El concepto de cerebro holístico

Hasta hace muy poco, la ciencia de sistemas o ingeniería de sistemas no había considerado uno de los problemas básicos: la habilidad de pensar en forma holística.


El cerebro tiene unas 100 mil millones de células, de las cuales 10 mil millones son neuronas o células que trabajan. En realidad el cerebro humano tiene dos sistemas semi-autónomos que procesan información en forma diferente; sin embargo, no están divididos sino que tiene dos áreas especializadas.

Muchos de los modos especializados son específicos a uno de los dos hemisferios, cada uno de los cuales consta de un modo superior cerebral y un modo inferior límbico. El primero procesa los pensamientos, el segundo las emociones.

La investigación sobre el cerebro humano ha demostrado que el HEMISFERIO IZQUIERDO es responsable para describir – en palabras y en escritura- el vínculo o enlace directo con nuestra realidad, a nivel de efectos, mediante nuestras facultades de raciocinio y razonamiento; también la capacidad de resolver problemas. Se especializa en traducir percepciones en códigos lógicos – analíticos, ósea el pensamiento. En contraste el HEMISFERIO DERECHO es responsable para registrar la experiencia de todos los aspectos, de un evento simultáneamente y es capaz de trascender el nivel de efecto, al nivel de causa y por tanto es capaz de disolver problemas. Se especializa en lo intuitivo, holístico, en captar relaciones complejas, patrones, estructuras y sentimientos.

“El dominio del cerebro izquierdo es contenido, mientras que el cerebro derecho son procesos”

Los dos hemisferios se conectan a través de 200 millones de fibras de neuronas que llevan la información al área correcta del almacenamiento de memoria. Se puede hablar se puede hablar metafóricamente de un modelo cerebral, dividido en cuatro cuadrantes, cada uno diferente y de igual importancia.

Dos de estos cuadrantes representan los modos intelectuales y más cognitivos, o sea los cerebrales, mientras que los otros dos representan los modos emocionales viscerales

Por naturaleza, la mayoría de los seres humanos demuestran dominancia lateral en su cuerpo, aunque pareciera que esta lateralización es relativamente menor, el efecto de la dominancia hace que la diferenciación sea bastante grande en muchos casos. Escriben con una sola mano, usan un solo ojo para enfocar, adelantan el mismo pie cuando comienzan a caminar. La dominancia existe para facilitar esta reacción a un estímulo en forma automática y para desarrollar destrezas con el elemento dominante.

La dominancia se expresa en la forma de preferencias cognitivas o modo preferido de aprender.

No existen dos cerebros iguales y la manera en que desarrollamos nuestros cerebros es afectado en un 70% por procesos de socialización y cultura.

El cerebro, por tanto, está relacionado con todos los procesos de aprendizaje, lo cual implica para los educadores un compromiso importante con acercarse a las nuevas investigaciones y reconsiderar las maneras de enseñar y aprender, tanto de ellos mismos como de sus alumnos.

• Vuelve al inicio

• En que Creemos

• Nuestra Razón de Ser

• Genius Loci

• Contáctenos